La expectación es habitual cuando un personaje público y televisivo aparece, y más aún cuando éste se presenta con un determinado mensaje.

Mediodía del miércoles, en el salón de actos del Espacio Activo Contra el Cáncer de la Asociación Españoal Contra el Cáncer (AECC) de Madrid. El personaje público, Terelu Campos. El mensaje, concienciar sobre la prevención del cáncer de mama, a 17 días de la celebración del Día Mundial de esta enfermedad; para el cual, el investigador Joaquín Arribas solicita a las mujeres “confianza y que sean colaboradoras”. Además, el doctor que lleva casi dos décadas, tras su paso por  los Estados Unidos, trabajando en cáncer de mama de la mano con la AECC y doce años, con el apoyo de la firma de higiene femenina Ausonia, perteneciente al grupo P&G, aseguró de que “en muchos laboratorios en España trabajan dieciocho horas al día para encontrar nuevas terapias y encontrar métodos más eficaces de tratamiento”.

Presentadora e investigador, junto a la doctora Estíbaliz García, responsable de  Prevención de AECC Madrid, y la periodista Puri Beltrán, que actuó de moderadora, protagonizaron una mesa redonda promovida por Ausonia y la AECC que llevaba como lema ‘Dedícate 1 minuto’.

La doctora García afirmó a la audiencia, nutrida de buen número de medios de comunicación, que se puede prevenir el cáncer de mama. Dio el dato de que 32.000 mujeres fueron detectadas en España de cáncer de mama en 2018 y que solo menos de un diez por ciento de estos cánceres están relacionados con la herencia genética. Donde sí incidió fue en qué se puede hacer para evitarlo: “Hay una parte de nuestro hábitos de vida que pueden hacerlo. Ayudan a reducir el riesgo de padecer un cáncer de mama antes de la edad media”. En este sentido puso ejemplos claros, como evitar fumar, incluyendo al fumador pasivo, el alcohol, la obesidad y la falta de ejercicio físico, principalmente.

Terelu Campos, presentadora de radio y televisión y expaciente en dos ocasiones de cáncer de mama, se apoyó en su experiencia,diferenciando cada uno de sus casos, para centrarse en “las fortalezas de una misma para afrontar esta enfermedad. La importancia de asumir las debilidades que todos tenemos. No podemos exigir a una mujer que esté pasando un cáncer estar siempre bien”.  Campos se aferró a tres “confíanzas”, la absoluta al médico, destacando el talento que existe en España; en el tratamiento y en “no sentirme enferma”.

El doctor Arribas, director de Investigación del hospital barcelonés Vall d´Hebron Instituto de Oncología (VHIO), jefe de laboratorio de factores de crecimiento y profesor investigador de ICREA, aprovechó el acto para hablar de su trabajo actual, que comenzó en 2012, con la AECC y Ausonia. “Buscamos tratamientos que  cada vez tengan menos efectos secundarios y sean más efectivos”. En esta línea, su vía de investigación tiene que ver con “vencer al sistema inmune y que las propias defensas del paciente sepan  detectar las células tumorales y eliminarlas”. En cuanto al tiempo de espera para lograr resultados, Arribas lo data en dos o tres años, “para obtener las células de la sangre de la paciente, educarlas para que puedan reconocer el tumor, reinyectárselas y que de esta manera puedan encontrar el tumor y eliminarlo”.

De nuevo, Terelu habló de otros aspectos que rodean a la paciente de cáncer de mama y tocan directamente con su autoestima, como es la pérdida del cabello, que la calificó como “sensación terrible”, pero con el apoyo de amigas, su hija Alejandra y las profesionales de peluquería de la cadena Tele 5 logró superar el miedo.

La mesa, entonces, se centró en la prevención reflejada en el ‘screening’ o el cribado, que en la Comunidad de Madrid está indicada, cada dos años, a mujeres de entre 50 y 69 años; que logra detectar un cáncer de mama “hasta cinco años de que dé la cara el tumor”, recuerda la doctora García, que tachó a la tradicional autoexploración mamaria, haciendo referencia a la Organización Mundial de la Salud (OMS), como “prueba estupenda para el empoderamiento de la salud de la mujer, ya que la autoexplotración no sustituye a la mamografía”. Una prueba de cribado consensúa en su uso y aplicación por los especialistas ya que, en ocasiones, surgen “peligros de sobrediagnóstico y radiación”, advirtió Arribas.

En cuanto a la investigación, la responsable de Prevención de la Junta de Madrid, señaló que tanto el pronóstico como la supervivencia “han mejorado muchísimo, ya que  más del 82% de esa supervivencia es gracias a la investigación y también a la prevención y a la información”.

Finalmente, la moderadora pidió a los componentes de la mesa que expusieran a qué dedicarían un minuto, haciendo un guiño a la campaña.

La doctora de la AECC dedicaría un minuto a “levantar el móvil, si tienes más de 50 años, para entrar en el programa de detección precoz. Un minuto para plantearte dejar de fumar; tomar conciencia de cómo alimentarte mucho más saludable; qué ejercicio hacer e informarte. Y un minuto a contarlo”.

Arribas, por su parte, lo destinaría a la investigación, además de asegurar de que “no hay que ser investigador para apoyar la investigación, se puede contribuir de muchas maneras”.

Y como colofón, Terelu apuesta por dedicar un minuto a la lucha contra los recortes en sanidad. “Lo fundamental es estar sano para disfrutar de todo lo demás”, señala. “Dedicar un minuto a la autofortaleza y a tu debilidad. Orgullosa de haber superado un día más. A mimarte. Muchos minutos a que te mimen… Y a ser positivo”. Y sentenció con lo importante que es el tratamiento, pero es “muy importante también la actitud que uno tenga”.

 

aecc-madrid-web

Deja tu comentario