Mañana soleada en el ‘estadio’ Plaza Mayor de Madrid. Una veintena de jóvenes jugadores, chicos y chicas, de entre 8 y 12 años. Dos equipos: rojos y blancos. Un patrocinador, el Santander, y una estrella, el exfutbolista brasileño Ronaldo Nazario, dos veces campeón del mundo. El trasfondo de la convocatoria fue una acción social denominada

Leer +…