Es el primero de cuatro encuentros previstos y enmarcado en el taller denominado ’Práctica reflexiva y sistematización de experiencias en trabajo social de la AECC’, y ha estado organizado desde la sede central de la entidad en el salón de actos del nuevo Espacio de la Junta de Madrid de la Asociación Española Contra el Cáncer (AECC).

El taller , dividido en tres días, del 6 al 8 de noviembre, tocó temas tan diversos como, entre otros, las expectativas de una profesión basada en la práctica; en distintas reflexiones individuales y grupales sobre cambios e impactos generados de esa práctica, haciendo hincapié en  “identificar las buenas prácticas”, procesos de sistematización o evaluación de experiencias en la Asociación; el compromiso con la cultura de apoyo al aprendizaje o la importancia de tener una “memoria organizacional accesible” en atención social; para concluir con una evaluación a última hora de la mañana del jueves.

A este primer taller, que continuará con dos más en Barcelona y los días 27, 28 y 29 de noviembre volverá a Madrid, han asistido una veintena de trabajadores y trabajadoras sociales de distintas sedes provinciales de la AECC, incluidas las profesionales madrileñas, cuyo peso en este taller es importante por el amplio servicio que prestan.

Esta acción formativa, de 20 horas de duración, cuenta con la cobertura del Ministerio de Trabajo, Migraciones y Seguridad Social, a través de profesionales de la Asociación Lorategi, una entidad que trabaja “desde una perspectiva interdisciplinaria, en el desarrollo humano, el ejercicio de ciudadanía, el fortalecimiento de la sociedad civil y la construcción de una convivencia pacífica…”, según señala la propia entidad en su tarjeta de visita.

Con la supervisión de Raquel del Castillo, responsable de Trabajo Social de la AECC, el curso fue dirigido por el formador Roberto López y Ana Serrano, ambos de Lorategi, que apuestan por la “formación con perspectivas de cambio”.

aecc-madrid-web

Deja tu comentario