El dolor emocional y cómo afrontarlo en diferentes prismas fue el objetivo de una conferencia-tertulia que la Asociación Española Contra el Cáncer (AECC) Madrid trasladó a la Residencia Orpea de San Fernando de Henares, con el fin de compartir la ‘Tertulia Café Alzheimer’ que organizó el centro.

La tertulia, dirigida por la psicóloga Sonia Rozas, que presta sus servicios en el Espacio Activo Contra el Cáncer del Corredor del Henares, en Alcalá, se centró en el dolor emocional que conlleva un diagnóstico de la enfermedad, en su proceso y en el cuidado  continuado de los seres queridos enfermos.

“La importancia de poder detectar qué emociones nos acompañan en el proceso, poder normalizar las emociones consideradas malas y poder introducir el término adaptativo versus desadaptativo”, apunta Rozas sobre el desarrollo de su intervención, que contó con familiares, voluntarios y profesionales del centro.

De esta manera, La psicóloga invitó a los participantes, a través de pautas, a detectar qué emociones se estaban permitiendo y cuáles no, y el dolor emocional que esto suponía en su día a día. Se reforzó el papel principal de la familia en el cuidado, ”siendo un elemento central de apoyo físico y emocional”, apunta. Asimismo, se destacaron dos áreas, la presencia y el autocuidado. Asimismo, subrayó una máxima para el cuidador: “Para poder cuidar, hay que cuidarse”.

Para finalizar se llevó a cabo un ejercicio de reflexión de cómo hay emociones que se bloquean, “a las que no damos permiso y qué pasaría si pudiésemos compartirlas con nuestro entorno y empezar a permitírnoslas”, cuenta la psicóloga, al que le parece positivo poder dedicar un espacio al dolor emocional. Poder poner nombre a nuestras emociones y compartirlas en un espacio de confianza es terapéutico”

De la tarde pasada en Orpea se quedó también con el espacio de “confianza que se estableció y tener espacios de autocuidado, como por ejemplo el de una tarde jugando a las cartas con sus amigas antes de acudir a la residencia o una ducha relajante”.

aecc-madrid-web

Deja tu comentario