No se trata de un juego de palabras al hablar de PSA en la sede de PSA. El análisis del marcador de cáncer de próstata denominado antígeno específico de la próstata, en inglés prostate-specific antigen, se puede considerar como una de las pruebas “más objetivas para detectar un cáncer en la glándula que contribuye a crear un ambiente favorable para los espermatozoides”, señala la doctora Estíbaliz García, responsable del Área de Prevención de la Asociación Española Contar el Cáncer (AECC) de Madrid, que, a primera hora de la tarde del miércoles, impartió una charla sobre cáncer de próstata en la sede de la empresa automovilística Grupo PSA, en la calle Eduardo Barreiros de la capital, ante unos 65 empleados, todos hombres menos las integrantes del servicio médico.

El cáncer de próstata es el segundo más frecuente entre los hombres, que en 2017 contó con más de 30.000 casos nuevos en España. Esta incidencia ha aumentado en los últimos años, sobre todo en hombres que sobrepasan los 65 años, “debido en parte a la mejora en las técnicas diagnósticas, el aumento de la esperanza de vida y a factores como la exposición ambiental, dieta, estilo de vida  y  la genética”,  cuenta  la  especialista  en prevención.

En el proceso de detectar a tiempo un cáncer en la próstata, la doctora trasladó a la audiencia masculina que “si has notado cambios en la micción se debe acudir al médico para valorar estos síntomas”.

La primera exploración indicada en estos casos es el tacto rectal. “Es una prueba rápida que se hace en la misma consulta y que permitirá al profesional tener una primera apreciación de esta glándula”, cuenta la ponente.

Después, para valorar si está indicada o no la prueba del PSA se tendrá en cuenta si se tienen más de 45 años con un familiar directo (padres, hermanos o hijos) que haya tenido un cáncer de próstata antes de los 65 años. Finalmente, en el caso de que se tenga un riesgo intermedio y se cuente con más de 50 años, “el médico valorará la pertinencia o no de que te realices la prueba del PSA”, apunta García.

aecc-madrid-web

Deja tu comentario