El 25 de junio pasado, la doctora Estíbaliz García inauguró la rueda de conferencias de prevención en el Espacio Suroeste; y este miércoles, su compañera en el Departamento de Prevención de la Asociación Española Contra el Cáncer (AECC) Madrid, la también doctora Elena Segura, ha sido la encargada de sucederla en el turno de intervenciones. Entonces, la charla fue trató de prevenir el cáncer de piel; en esta ocasión, de alimentarse saludablemente a través de la conferencia ‘Alimenta tu salud’.

La audiencia de esta acción estuvo compuesta por una veintena de estudiantes de la Academia de Peluquería y Estética CHS de Móstoles.

Presentada por la coordinadora de la Zona Oeste de Desarrollo Territorial de AECC y responsable del Espacio Madrid Suroeste, María Maldonado, Segura planteó su exposición hablan-do de los nutrientes, recomendaciones alimenticias de qué es lo que más hay que comer, qué es lo que hay que restringir, qué es bueno para prevenir el cáncer; los factores de protección en alimentación y factores de riesgo.

Prosiguió con la dieta mediterránea, como “una dieta que agrupa todo”; mientras su seguimiento lo calificó de “estilo de vida”. Es una dieta Patrimonio de la Humanidad y se han visto estudios que previene el cáncer. En cuanto a la importancia de los nutrientes, “todos tienen la misma importancia, pero no todos en la misma cantidad”, aseguró.

La ponente recomendó “comer de todo”; pero, especialmente, tomar hidratos de carbono, sobre todo los complejos, como los cereales integrales; incluir proteínas ,como las del huevo, legumbres y pescado. En el plano de las carnes rojas, la Organización Mundial de la Salud (OMS) promociona disminuir su con-sumo “porque en exceso aumenta el riesgo de cáncer”.

En cuanto a las grasas, “la más importante” es las del aceite de oliva virgen, que presenta “la misma proporción de grasas que nuestro cuerpo”, descartando otros como el de coco y palma por su alta concentración de grasas saturadas.

A la hora de cocinar y sus formas, la médica apuesta por cocer, las técnicas al vapor, los pucheros y el uso de la olla a presión; descarta las barbacoas y los fritos, que generan acrilamida -sustancia carcinógena a altas temperaturas-, y avisa sobre la reducción del uso de sal.

“Tenemos que comer para mantener-nos sanos; por lo que tenemos que preparar la comida para que sea saludable y ser mucho más rica que la comida precocinada. Y lo podemos hacer”, enfatizó la especialista de prevención. En este sentido, el enemigo numero uno, entre otros, puede ser la falta de tiempo.

aecc-madrid-web

Deja tu comentario