El rol del enfermo está cambiando muy rápidamente. El paciente cada vez más está  siendo “más participativo y corresponsable de su salud”, afirmó Pedro Aguilar, psicólogo de Prevención de la Asociación Española Contra el Cáncer (AECC) de Madrid en el transcurso de una intervención en Colmenar Viejo titulada ‘App saludable. Uso responsable de la información en red sobre aspectos de salud y prevención del cáncer’.

Esta afirmación la realizaba Aguilar cuando intenta explicar a los asistentes a la charla, organizada a primera hora de la tarde del lunes en el Pósito Municipal, relacionando esos cambios al envío de información e incorporando cada vez más los hábitos de salud en su vida.

La intervención estuvo dirigida desde un primer  momento  a  la  aproximación de cómo se está desarrollando el ámbito de la salud en combinación con las nuevas tecnologías, en el concepto de mHealth o Mobile Health, que según la Organización Mundial de la Salud (OMS) es, principalmente, la práctica de la medicina o la salud a través de los dispositivos técnicos, “principalmente los ‘smarthphones’”, asegura el ponente, refiriéndose el ponente a los teléfonos móviles, que actualmente son verdaderos ordenadores personales y “están revolucionando la medicina y la salud de manera masiva”

Aguilar advierte de la gran penetración de estos dispositivos por todo el mundo, incluidos países de muy baja renta per cápita. “Existen más ‘smarthphones’ en el mundo que inodoros”, señala. “Estos va a dar acceso a una medicina más participativa, personalizada y más universal, que puede llegar a cualquier lugar, en cualquier momento”.

Posteriormente, el psicólogo, ante este escenario, también previno a los asistentes de las precauciones que se tomar ante la enorme cantidad información que aparece en la red; por lo que ofreció una argumentación psicológica acerca de por qué los bulos tienen a menudo más predicamentos que las verdades médicas, y puso como ejemplo las creencias “no científicas” de que el zumo de limón posee “capacidades mágicas” para regular el pH del cuerpo o de eliminar toxinas e incluso de vencer el cáncer.

Por ejemplo, para los fumadores, “que alguno se encontraba en la sala”, habló de la app o aplicación ‘Respirapp’, mejorada en 2017, con la que la AECC ofrece una información “concreta,  fiable y continua renovación” para dejar de fumar.

 

aecc-madrid-web

Deja tu comentario