“Tenemos en alcohol mucho trabajo por delante, porque lo niños reproducen la normalización del consumo de sus padres”, advierte Cristina Sanz, psicóloga y una de las impulsoras del programa ‘Escape room’ de la Asociación Española Contra el Cáncer (AECC) de Madrid, para llevar la prevención a los centros escolares.

“Para ellos beber es normal; lo que llaman una cantidad moderada, que para cada uno es distinto; y, sobre todo, asociado a relaciones, salidas y encuentros”, matiza, una vez concluido el juego de ‘La ley seca’, que previene del consumo de alcohol en menores, en el Colegio Everest School Monteclaro de Pozuelo de Alarcón, en la mañana del lunes.

Lo que más le llamó la atención de los niños a César Benegas, compañero de la psicóloga en la divulgación del juego,  fue una frase, “cuando parecía que los chicos no estaban lo suficientemente atentos”, de un niño a otro, de igual a igual: “Nos han venido a salvar la vida y no te has enterado”. El niño quería estudiar medicina.

Esta reflexión se produjo en el transcurso de la segunda sesión del juego de escapismo, la dedicada a la alimentación: ‘Alimentación zombi’, que tuvo lugar, dos días después, el miércoles.

En total, 150 alumnos participaron en la actividad, 75 de 1º de estudios de E.S.O., el lunes. y otro tanto de 2º curso, el miércoles.

aecc-madrid-web

Deja tu comentario