La doctora de Asociación Española Contra el Cáncer (AECC) de Madrid Elena Segura llevó el mensaje de prevención ante la radiación solar a dos centros de trabajo, a finales de semana, a través de la conferencia titulada ‘Mitos y realidades del cáncer de piel y de la exposición segura al sol’.

El jueves, ante más de una veintena de trabajadores de la empresa de transportes Seur, en su sede de Villaverde-Vallecas, y el viernes, a los funcionarios del Ministerio de Fomento,  en  su sede madrileña de Nuevos Ministerios, ante más de una treintena, que formularon numerosas preguntas. En ambas charlas la doctora utilizó la misma estructura. Habló de la exposición solar, del cáncer de piel, de qué es el sol y cuáles son sus radiaciones; además de adentrarse en las características de la piel; qué tipo de cánceres podrían aparecer y qué mecanismos existen para protegerse del sol.

Ministerio de Fomento

No faltó un repaso por los rayos ultravioleta A (UVA), UVB, UVC (que no llegan a la superficie terrestre), infrarrojos y de luz visible. “Los que más afectan a la salud son los UVA y UVB, que producen quemaduras, y los infrarrojos, que potencian los dos anteriores”, detalló la ponente.

La doctora Segura ofreció también su opinión sobre el bronceado, que prefiere denominar “coloración de la piel”: “Es una defensa de la piel. Si queremos tener la piel coloreada debemos utilizar otros instrumentos que no sean el bronceado a través de una continuada exposición al sol”.

La actividad al aire libre “debe ser el objetivo”, manifestó. Disfrutar de la actividad al aire libre durante todo el año es la recomendación de la médica de la AECC. “El objetivo es bañarse, jugar al voleibol, tomar algo con los amigos, estar tumbado… y no estar al sol”. Ante esto, Segura se pregunta si alguien puede pensar, como ejemplo, estar expuesto al sol a 40 grados en la Puerta del Sol de Madrid, a las cuatro de la tarde. “¿Es deseable eso?. Lo que realmente se desea son las cosas que hay alrededor, estar frente al mar, las vacaciones, hablar con los amigos…”

La ponente, en ambas conferencias, trasladó un mensaje claro: “La exposición solar hay que evitarla porque nos puede quemar”. Evitando las horas de mayor intensidad solar, de 12 a 16

horas, detalló. “Cuando nuestra sombra sea más larga que nosotros es cuando tenemos que organizar nuestras actividades al aire libre”, es lo más “razonable”, argumentó, al tiempo que informaba del fototipo o tipo de piel, numerada del 1 al 6, “aunque cualquier fototipo en exposición larga produce que-madura, envejecimiento y, lo peor, cáncer”, alertó.

La especialista detalló los tipos de cáncer relacionados con la piel: carcinoma, epidermoide o espino celular y basocelular, “que no causan mortalidad pero sí morbilidad”, y melanoma, “el más grave”.

En cuanto a la protección, la doctora Segura señaló que la más directa es la física, “poner algo entre el sol y nosotros: sombrero, sombrilla, toldo, ropa…”  Y cuando el sol radie sobre zonas que queden expuestas es cuando  hay que utilizar las cremas fotoprotectoras. “Deben ser altas, por encima de 20/30 siempre y de 50 para niños y ancianos”.

Finalmente, Segura manifestó que la protección solar no tiene que limitarse solo al verano, sino que tiene que extenderse durante todo el año. “Aunque más intensas entre abril y septiembre porque son fechas en las que nuestro cuerpo está más expuesto a la luz del sol.

 

aecc-madrid-web

Deja tu comentario