El programa de deshabituación tabáquica, uno de los estandartes de la Asociación Española Contra el Cáncer (AECC) de Madrid, impulsado por su Área de Prevención y Promoción de la Salud, ha ofrecido los datos del último trimestre, que se unen a los de 2018, con unos resultados “muy positivos”, asegura Pedro Aguilar, psicólogo del programa.

Las Rozas de Madrid

El último trimestre del año, compuesto por cinco grupos, uno en Las Rozas de Madrid, un segundo en la aseguradora Santalucía y tres más en la sede de la Junta de Madrid, en los que han participado en total más de medio un centenar de fumadores, ha deparado una media del 80,16% de abstinencia al final del tratamiento. Por grupos, el porcentaje más alto fue el conseguido en Las Rozas, con un 90%, seguido por los impartidos en Santalucía y el dirigido en Madrid por la doctora Pilar Kloppe y la psicóloga Cristina Sanz), ambos con más de un 83 %.


Madrid

En el cómputo anual, en que han tomado parte 198 personas distribuidas en 21 grupos, la cifra de abstinencia alcanza el 68,69%. “Se ha incrementado el número de abstinencia final de programa con respecto a 2017. Y lo más relevante ha sido la obtención del mejor resultado del último lustro. Logrando una media de ocupación muy alta”, señala Aguilar.

Santalucía

aecc-madrid-web

Deja tu comentario