“Este centro apuesta por la educación emocional, la educación para la salud y los valores de sus alumnos”, recuerda Cristina Sanz, psicóloga de Prevención de AECC Madrid, tras volver al Colegio Balder, ubicado en Las Rozas de Madrid, para impartir, junto a su compañera de departamento Marta López, que aportó la parte médica, una charla sobre prevención del consumo de tabaco en adolescentes.

Durante la mañana del martes 20 de marzo y por espacio de dos horas, ambas especialistas se dirigieron a 35 alumnos, de 12 y 13 años, que cursan 1º de la ESO en el centro, visitado por profesionales de la AECC desde 2014.

La doctora López, primera en intervenir, habló del tabaco como una adicción; explicando que al comenzar a fumar se crea adicción a la nicotina. Además, el tabaco contiene sustancias tóxicas “tan habituales como insecticidas, quitaesmaltes o matapolillas; todas están en el cigarrillo y se debe tener percepción de riesgo”, señala la ponente. En cuanto a los efectos de la salud a corto plazo, López se centró en la imagen corporal y la disminución del rendimiento físico.

La psicóloga, por su parte, apuntó que los jóvenes están acostumbrados a ver fumar y no les sorprende “cuando se enfrentan a la situación de probar el tabaco; por lo que es fácil que lo prueben”. Sanz puso el foco en las “nuevas formas de fumar”, como el cigarrillo electrónico y la cachimba, “que las ven menos peligrosas, pero son tanto como el tabaco tradicional”.

aecc-madrid-web

Deja tu comentario