“Si uno no es consciente del daño, no lo puede evitar”. Con esta reflexión del doctor Adrián Martínez, médico del Departamento de Prevención y Promoción de la Salud de la Asociación Española Contra el Cáncer (AECC) Madrid, quiso animar a los empleados de la empresa de hidrocarburos CLH, en su sede de la calle Titán de Madrid, a protegerse del sol.

El especialista protagonizó el martes, ante más de una treintena de trabajadores y grabada para colgarla posteriormente en las redes sociales de la empresa, una ponencia sobre los mitos y realidades del cáncer de piel y de la exposición segura al sol.

Primero, expuso lo efectos beneficiosos y perjudiciales del sol; a continuación, Martínez hizo hincapié en los segundos, para detallar cómo afrontarlos; qué mecanismos existen para ello; reconocer y valorar los diferentes tipos de piel y sus fototipos.

Prosiguió reconociendo y valorando los tipos y fototipos de piel de cada individuo, y qué enfermedades pueden surgir a raíz de una fotoexposición continua o el fotoenvejecimiento “que se produce con el tiempo de exposición”, aclara.

El ponente enumeró los diferentes tipos de cáncer de piel, como el melanoma, “el más conocido” y otros carcinomas; intentando dar a conocer los diferentes   signos de malignidad de las manchas, lunares o nevus “que pueden surgir a raíz de una  exposición continuada al sol”.

Ante esto, el médico de prevención de la AECC ofreció a los asistentes herramientas de protección en los planos físico, biológico y químico. Incidió en evitar las horas centrales, del día, ponerse a la sombra, utilizar camisetas, gorras y gafas de sol… Todo, en el marco de las barreras físicas para tener en cuenta.

“El bronceado es una adaptación a nuestra piel y es algo que refleja un daño a la piel, aunque estéticamente pueda dar una buena imagen”, señaló Martínez; que ahondó más en la seguridad de este bronceado, que lo relaciona directamente con la fotoprotección, con los factores de protección y con la importancia de los filtros solares que incorporen; apostando, sobre todo, por los minerales. “El mejor  fotoprotector es el que incorpora filtros orgánicos, inorgánicos y antioxidantes”, aseguró.

Por otro lado, manifestó también que no se puede olvidar que los casos de pieles atópicas, sensibles… “están infradiagnosticados”. El médico aseguró que el mejor filtro ante las distintas radiaciones (UVA, UVB, UVC y ultravioleta)  es el “cómo aplicarlo -la crema- y cómo reponerlo, atendiendo a cómo actúa el producto en el agua”, por ejemplo.

En la ronda de preguntas surgió la vitamina D, las cabinas rayos UVA, el láser en  la depilación, la fotosensibilidad y los fármacos.

Finalmente, en cuanto a las recomendaciones enviadas a estos empleados de CLH, Martínez señaló que “tenemos que incorporar el cuidado diario de nuestra piel, no solo a nivel de hidratación, deporte y ejercicio físico, sino que debemos velar por la fotoprotección diaria”; sugiriendo que “no solo en los días de playa, sino incorporarlo en nuestra rutina al aire libre”, porque la piel “tiene memoria”, matizó.

 

aecc-madrid-web

Deja tu comentario