“La gente nos dijo que había estado la cena como nunca. Ha salido muy encantada y no se movió nadie hasta el final del sorteo”, cuenta Mercedes Muro, presidenta de Asociación Española Contra el Cáncer (AECC) de Las Rozas de Madrid y una institución en la Asociación, con más de 40 años al servicio a los demás como voluntaria, como a ella le gusta rememorar.

Cerca de 200 comensales se reunieron el viernes 15 de junio en el Gran Hotel Attica 21 de Las Rozas para celebrar la XXII Cena Benéfica organizada por la Junta local de la AECC. El alcalde, José de la Uz, que no pudo asistir a la cena propiamente dicha, sí estuvo presente en el cóctel ofrecido en los jardines del hotel, “todo un detalle, a pesar de tener otros compromisos; el alcalde es como si se hubiese quedado durante toda la cena”, comenta Muro.

El que sí estuvo presente toda la noche fue el concejal de Familia, Políticas Sociales y Distrito Centro, Juan Ignacio Cabrera; junto a las respectivas directoras generales de la Mujer y de la Humanización de la Asistencia Sanitaria, Paula Gómez-Angulo y Ana Dávila-Ponce de León; la diputada de la Asamblea de Madrid Lucía  Casares y  los párrocos de Las Matas, don Ramón, y de San Miguel, don Fernando, entre caras conocidas de la sociedad roceña.

Antes de la cena, saludó y dio la bienvenida a los asistentes la presidenta de la AECC y, posteriormente, se proyectó un vídeo de la inauguración del Espacio Activo Contra el Cáncer de Madrid.

A los postres, el humorista e imitador Javier Quero, colaborador habitual del programa de José Mota en TVE1 ‘José Mora presenta’, parodiando entre otros a Bertín Osborne, no solo animó la subasta y el sorteo de regalos, sino que también, minutos antes, amenizó la velada con una polifacética actuación.

La subasta contó con objetos y prendas deportivas, como un balón firmado por los componentes de la Selección española de baloncesto, que alcanzó los 1.600 euros, y camisetas del Real Madrid, firmadas por Cristiano Ronaldo, y del Atlético de Madrid. En cuanto al sorteo, 92 regalos se distribuyeron entre los invitados; siendo los objetos estrella tres televisores de 43 pulgadas.

aecc-madrid-web

Deja tu comentario