Tres jóvenes investigadores fueron los protagonistas del acto de entrega de ayudas predoctorales de investigación de la Asociación Española Contra el Cáncer (AECC) de Madrid, que, de la mano de la Fundación Científica de la AECC, se llevó a cabo el miércoles en el salón de actos del Espacio Activo de la entidad madrileña.

Acompañados por sus directores de tesis, Álvaro Somoza, Beatriz Soldevilla y Pablo Fernández, respectivamente, la portuguesa Catarina Coutinho, con su trabajo titulado ‘Nanomateriales para la detección y tratamiento del melanoma de úvea y el cáncer de páncreas’, en la Fundación IMDEA; la italiana Anna la Salvia, con su estudio del perfil metabólico en tumores neuroendocrinos, en La Fundación para la Investigación Biomédica del Hospital Universitario 12 de octubre, en Madrid; y el español Andrés Pastor, que se decidió a indagar acerca del ayuno de corta duración como potenciador de la quimioterapia, en el Instituto IMDEA Alimentación, recibieron de manos de la presidenta de la AECC Madrid, Laura Ruiz de Galarreta el diploma acreditativo de las ayudas por valor de 21.000 euros anuales durante tres años con posibilidad de un cuarto y las palabras de aliento para que sus investigaciones logren algún día el objetivo deseado, que no es otro que curar al paciente oncológico.

“Para nosotros sí que sois parte de nuestra gran familia”, aseguró a los investigadores predoctorales la presidenta de la Junta de Madrid, al tiempo que lanzaba su deseo de querer conseguir que “el talento joven se quede en España”, haciendo referencia a los investigadores.

Tras las palabras de bienvenida a cargo de Patricia Nieto, responsable de Proyectos de Investigación de la Fundación Científica de la AECC, de la entrega de becas y de las felicitaciones, tuvo lugar una mesa redonda con la participación de investigadores y directores de tesis, bajo el título ‘El talento creará futuro’

“La Asociación da un balón de oxígeno muy importante a los grupos de investigación”, señaló en la mesa Pablo Fernández; por su parte la directora de tesis Beatriz Soldevilla recalcó que los últimos destinatarios de estas ayudas a los investigadores “son los pacientes”; finalmente, Álvaro Somoza  señaló, en este sentido, destacó el “éxito y fracaso” que se vive en cualquier laboratorio, “estamos siempre al borde del precipicio”, confesó, pero al final vienen las cosas positivas, “cuando trabajamos, hay un factor adicional cuando puedes comunicarte con el paciente y se empatiza mejor”.

Por su parte, los jóvenes beneficiados explicaron sus motivaciones para trabajar en Cáncer. “Siempre me ha atraído lo que era el estudio del cáncer y cómo se podían aplicar nuevos materiales al tratamiento y al diagnóstico de cáncer”, señala Coutinho.  La oncóloga Anna la Salvia confesó que le gusta trabajar al lado de los pacientes, “luchar con ellos, con medicamentos nuevos, tratamientos nuevos, dirigidos, que puedan realmente cambiar la suerte de un paciente”. Finalmente, a Pastor le motivó el proyecto que combina alimentación, nutrición y oncología. “Distintos perfiles con un mismo fin”, apostilló la presentadora.

Para terminar, se presentó uno de los retos que más repercusión obtuvieron el año pasado, conocido como ‘Más allá del reto personal’, donde Marco Postigo, un nadador aficionado, contaba cómo cruzar el estrecho de Gibraltar con fines solidarios, a beneficio de la AECC.  

Brazadas solidarias

Los hermanos Marco, Jorge e Iván Postigo y Luis Sebastián de Erice protagonizaron en agosto de 2018 el cruce a nado del estrecho de Gibraltar, un proyecto de 12.914 brazadas, que se convirtieron en euros gracias a los muchos patrocinadores, “mucho más de lo esperado”, reconocía, a beneficio de la beca de investigación oncológica Olivia Reddom y de la AECC.

De esta aventura vino a hablar al Espacio Activo Marco Postigo, como colofón al acto de entrega de ayudas a los tres investigadores. Los escasos 15 kilómetros de aventura terminaron en buen puerto. Reto cumplido. Las imágenes proyectadas de la aventura acompañaron sus palabras, en las que el reto en sí y el trabajo diario fue asemejado con el de los investigadores presentes.

Vídeo del reto:

 

 

aecc-madrid-web

Deja tu comentario