En España se diagnosticaron 32.000 casos de cáncer de mama en 2018. Con este dato, la doctora de la Asociación Española Contra el Cáncer (AECC) de Madrid Estíbaliz García desarrolló su conferencia de prevención de esta dolencia ante una treintena de empleadas de HSBC, líder internacional en el sector de la banca y los servicios financieros, en una sala de Torre Picasso de Madrid.

“Transmitir qué podemos cambiar en nuestra vida hoy para reducir el riesgo de cáncer mañana”. Este fue el objetivo de su intervención, Una de cada ocho mujeres a lo largo de sus vidas se enfrenta a un cáncer de mama, el más frecuente entre las mujeres.

García expuso los factores de riesgo de este cáncer, “que no podemos cambiar en nuestra vida”, como la edad, adelanto de la menstruación, tener o no descendencia… “No podemos cambiar ser mujeres. No podemos cambiar tener más de 50 años o tener un tipo de mama con mucha densidad”, señaló la ponente; que, también, recordó que tener hijos, por el contrario, puede ser un factor de protección.

Posteriormente, la doctora se adentró en la prevención primaria y en los hábitos que se pueden incorporar o cambiar para reducir el riesgo, con el fin de “cuando llegues a los 50 años se tenga menos riesgo de desarrollar un cáncer de mama”, afirmó.

No fumar y no exponerse al humo ajeno, no beber alcohol, llevar una alimentación saludable, no tener sobrepeso o hacer  ejercicio  regularmente, y optar por la lactancia materna, si es posible, reduce el riesgo de este cáncer “en un porcentaje muy alto”.

En prevención secundaria, en la que se intenta detectar el cáncer en sus inicios, se establece el  ‘screening’ o pruebas de cribado cada dos años, previa recepción de una carta de Sanidad, cuyas destinatarias, en la Comunidad de Madrid, deberán tener edades comprendidas entre los 50 y 69 años.

En este punto, la doctora desestimó la autoexploración mamaria “porque no permite una detección precoz del cáncer de mama”. Cuando la mujer se nota bultos, secreciones, cambios en la piel o la apariencia del pezón cambia “ya no estamos hablando de precoz”, asegura la médica de la AECC, afirmando que la mamografía “puede detectar el 90% de los cánceres dos años antes de que se note en la exploración mamaria”; por lo que “no hay que esperar a notártelo”, recomendó la especialista en prevención.

La autoexploración, según la Organización Mundial de la Salud (OMS), es una “herramienta útil para el empoderamiento de las mujeres para con su propia salud”, recuerda la doctora; pero “no como método aislado de detección precoz”, clarifica. Sin embargo, cuando existen cánceres de intervalo o entre dos mamografías puede tener sentido, aunque en un porcentaje pequeño de casos, pero “sin sustituir a la mamografía”.

García destacó la conveniencia de hacerse mamografías desde los 40 años, solo atendiendo a factores de riesgo, como los derivados de antecedentes familiares.

aecc-madrid-web

Deja tu comentario