La prevención solar para evitar en la medida de lo posible el cáncer de piel entre los trabajadores es uno de los objetivos del programa ‘Tu salud es lo primero’; llevado a cabo este miércoles por la Asociación Española Contra el Cáncer (AECC) en la empresa Havas Media Group, que se mueve, principalmente,  en el ámbito de la comunicación, la publicidad y las relaciones públicas.

Por este motivo, la doctora Estíbaliz García acudió a la sede de Havas en la madrileña  calle de Eloy Gonzalo  para exponer, ante unos cuarenta empleados, la charla: ‘Mitos y realidades del cáncer de piel y de la exposición segura al sol’.

La estructura de la ponencia abordó, entre otros aspectos, los beneficios y los daños que genera la radiación solar en el ser humano; en qué consiste una exposición segura y los tiempos; tipos de piel y las enfermedades que pueden originarse, sobre todo el cáncer, ya sea cutáneo o carcinoma o el más grave, el melanoma, señalando sus señales de alarma en cada caso.

A continuación, la doctora García pasó a los aspectos prácticos. Cómo se puede proteger cada uno y tipos de protección. “Lo primero que se deberían utilizar son las barreras físicas”, señala la médica de la AECC madrileña, que aboga por la protección a lo largo de todo el año. En la época estival, sin embargo,  la protección se debe enmarcar no solo en playa y piscina, sino  también en la montaña y en el en torno urbano.

En cuanto a los productos -cremas principalmente- a aplicar, se deben tener en cuenta las necesidades según el fototipo y la hipersensibilidad de la piel; haciendo especial hincapié en el cuidado dermatológico de niños, ancianos y de pacientes oncológicos en tratamiento o que lo hayan pasado recientemente.

La doctora diferenció entre productos químicos y los que contienen minerales, denominados también, físicos e inorgánicos, destinados a los casos más sensibles. La características de estas cremas “deben proteger de los rayos ultravioleta A y B, resistentes al agua si practicamos deportes; y específicos, si existe una hipersensibilidad o se está en tratamiento activo, que es cuando se recomiendan los tipos de productos físicos, minerales e inorgánicos”, describe la ponente.

Asimismo, García recomienda evitar la exposición directa al sol de 11 a 16 horas, principalmente. En cuanto a los niños, “tenemos que normalizar la protección. No vale de nada embadurnarles si luego no nos lo ponemos nosotros”, sostiene, refiriéndose a las cremas.

aecc-madrid-web

Deja tu comentario