“El objetivo de la jornada fue pasar un día festivo con los abuelos”, señala Blanca Guerrero, delegada de la Asociación Española Contra el Cáncer (AECC) de Colmenar de Oreja. Ésta fue la finalidad del contacto mantenido previamente entre la Residencia San José de Chinchón y la AECC con el fin de apoyar una iniciativa de este centro, que cuenta también con residentes colmenaretes y de otras localidades limítrofes a Chinchón.

La primera actividad para los casi cien residentes, vestidos con camisetas verdes y dorsales prendidos, fue su primera marcha, que partió sobre las seis y media de la tarde del sábado desde la Residencia. Los andadores o las  sillas de ruedas no fueron obstáculos para realizar parte del recorrido previsto. Solo el calor hizo recortar el trazado. Todos llegaron a la meta habiendo superado el reto.

El agua, los refrescos y los dulces ayudaron rápidamente a recuperar a los participantes; que luego disfrutaron de una sesión de baile en la que no faltaron los siempre reclamados pasodobles, y de un sorteo con más de una veintena de regalos.

Tanto los residentes como sus familiares disfrutaron de la jornada, que generó cerca de 400 euros para la Asociación, acompañados en todo momento por sus cuidadoras y de media docena de voluntarios de la AECC, que no dudaron en ponerse a disposición  de este centro de mayores vecino.

aecc-madrid-web

Deja tu comentario