“Hemos vuelto con mucha ilusión y nos han acogido muy bien en el colegio Balder”, afirmaba la psicóloga Cristina Sanz, al retomar este jueves el programa-juego de prevención de la Asociación Española Contra el Cáncer (AECC) Madrid para centros educativos ‘Escape room’, en el colegio Balder de Las Rozas de Madrid. “Lo ha organizado Fátima, la secretaria, y han estado las profesoras y la jefa del Departamento de Orientación, Raquel Martínez”, cuenta Sanz.

“Han mostrado muchísimo entusiasmo. Les ha encantado el formato a todas las profesoras que han estado con nosotros, e incluso decían que era una idea que nunca habían visto, ni siquiera imaginado que se pudiera algo así”, comenta César Benegas, psicólogo de Sanz en esta aventura, dividida en dos subprogramas: ‘La  habitación  del humo’, que previene del tabaco, y ‘La ley seca’, que lo hace del alcohol. La primera destinada a alumnos de 6º de Primaria y la segunda, a los de 1º de E.S.O., En total, 90 alumnos y alumnas.

Benegas incidía también en la importancia del papel de la  familia,” tanto en lo que tiene que ver con el tabaco convencional como con las nuevas formas de fumar, vaper o cigarrillo electrónico, como en el consumo de alcohol en sus propias casas”.

Sanz, por su parte, no cesa de exponer su preocupación porque los jóvenes continúan con la percepción de que el vaper no hace año, “que solo es vapor de agua,  y que no tiene nicotina y no hace daño”, se queja. 

En cuanto al apartado del juego dedicado al alcohol, ·seguimos luchando contra corriente con una sociedad para la que el consumo es muy normal, y que para los chicos es difícil aceptar o entender lo que dice la AECC y la Organización Mundial de la Salud (OMS), que no se beba nada”, prosigue Sanz, que afirma que el alcohol “perjudica en cualquier cantidad”

Esta acción, la primera tras las vacaciones de verano cayó a los alumnos de sorpresa, cuentan los profesionales de prevención de AECC Madrid. “No lo sabían que veníamos. Cuando les decimos que de este momento no podéis salir del aula hasta que no resolvamos el problema…”, relata Benegas, surge un “¡oh!” entre ellos, apunta su compañera, que asegura que se lo han tomado como un juego, “como lo que es”.

Asimismo, Sanz y Benegas llaman la atención a educa-dores y padres “para que sigan de cerca” lo que ven o les llega a sus hijos por las redes sociales.

aecc-madrid-web

Deja tu comentario